Crea una Vida de Plenitud

Crea una Vida de Plenitud

La palabra plenitud es sinónimo de totalidad, es cuando algo se realiza por completo, ten presente este concepto en cada actividad que llevas a cabo física y emocionalmente y llenaras tú vida de felicidad.

Para tener plenitud, solo basta con tomar en cuenta ciertos detalles que servirán para vivir el momento con total concentración, de esta manera se tendrá un mejor desarrollo en todos los aspectos.

Al tomar en cuenta que en cada actividad que se realiza están involucradas distintas energías para que se lleve a cabo de manera correcta esa situación, es tener conciencia de lo que se vive.  Es decir, si vas a comer, es importante realizar que lo que está llegando a tu estomago va a servir para nutrir células y tejidos,  que esa fruta, verdura, pan o pedazo de carne, tiene energía que es el que da la fuerza a el organismo para que realice todas sus funciones.

Es muy sencillo realizarlo, la clave está en no despegar el pensamiento de lo que ocurre al alrededor.  En lugar de estar constantemente pensando en cuestiones futuras o pasadas, como las situaciones que no se corrigen, relaciones que se tornan complicadas, tareas que no se han concluido y diversas actividades donde nuestra mente gasta un exceso de energía, se podría canalizar está para vivir en armonía.

Así que tomando en cuenta estos preceptos, se puede optar por cambiar la actitud para conducir la vida, es comenzar a tomar en cuenta esos pequeños detalles que son la parte del todo, que sin ellos no existe y que están unidos para mostrar una completa situación.

La manera más práctica de llevar a cabo estos conceptos es comenzando por hacer un pequeño periodo de meditación, que servirá para equilibrar la energía que se encuentre dispersa en el cuerpo.  En cualquier actividad recuerda:

  1.     Tomar conciencia de la respiración, que hay un aparato interno en el cuerpo que hace la función de nutrir el organismo de oxigeno y da vitalidad.
  2.     Observa lo que te rodea,  muebles, personas, plantas, animales y objetos, que son los que dan vida a esa acción.
  3.     Si se va a comer, pensar en el proceso que paso ese alimento para llegar al plato, de donde proviene, del mar, la huerta o un establo, la energía que te proporcionará y agradecer por estar ahí.
  4.     Recordar que en ese momento, interiormente tu cuerpo está trabajando, digiriendo comida, eliminando toxinas, nutriéndose de los compuestos de los alimentos, no solo al comer sino al caminar, en una junta, al socializar e inclusive       al dormir.
  5.     Agradecer por todo lo que hay, ya sea positivo o negativo servirá de experiencia. Hay que vivirlo de manera completa.
  6.     Y tomar conciencia de que todo está en ese momento de manera armónica para llevar a cabo una función.

Los beneficios de tener esta conciencia en cada actividad son palpables al sentir que estas en el momento, sonreír si algo es agradable, hacer algún movimiento si nace, sin duda expresar los sentimientos es importante.

Al manifestar la forma de ser, se liberan emociones, pensamientos, formas de ver la vida y afrontarla, en general se muestra el ser que se lleva por dentro y que ha sido modificado por distintas situaciones desde el nacimiento.

Es muy sencillo solo requiere de provocar un cambio en el pensamiento, observar el entorno y agradecer por cada actividad y situación que se esté llevando a cabo.

 “Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una” François Marie Arouet

Vive, ten conciencia y conexión con todo lo que te rodea, se feliz

 

Si te interesa saber de este u otros temas podemos mantenernos en contacto por medio de Facebook, encuéntrame como Krishna Camargo o en www.krishnacamargo.com

Posted on 18/07/2017 by Krishna Camargo Consciencia y Espiritualidad, Crecimiento Personal 0 372

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Ant.
Sig.

No hay vídeos

To be determined Shipping
Total

Check out